linkedin

CONMEMORACIÓN DEL DÍA DEL MEDIO AMBIENTE

AEVERSU SE SUMA A LA CONMEMORACIÓN DEL DÍA DEL MEDIO AMBIENTE CON DIVERSAS ACTIVIDADES DE CONCIENCIACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN

AEVERSU, 4 de Junio de 2018

 

Las 11 instalaciones adscritas a AEVERSU lograron valorizar el pasado año más de 2 millones y medio de toneladas de residuos no reciclables, evitando su vertido y produciendo energía suficiente con la que abastecer a alrededor de 500.000 viviendas

 

• El objetivo último es fomentar la protección del entorno a través de la gestión sostenible de los residuos urbanos, y reivindicar, una vez más, el papel trascendental que la valorización energética de la fracción no reciclable tiene en la economía circular. 

• Un proceso que llevan a cabo a través de una operativa limpia y respetuosa con el medio ambiente en la que cobra protagonismo la adopción de tecnologías punteras y de última generación que hacen posible que los niveles de emisiones se encuentren muy por debajo de los límites legales.

• La jornada pedagógica que Tirme llevará a cabo en su Centro de Información y Educación Ambiental destinada a escolares de la isla, la entrega del premio Sirusa al ayuntamiento de Salou por sus buenos resultados en la recogida selectiva de la fracción orgánica o el lanzamiento, por parte de Sogama, de un concurso de fotografía ambiental, algunos ejemplos de las acciones a desarrollar mañana, Día Mundial del Medio Ambiente.

Las plantas adscritas a la Asociación Española de Empresas de Valorización Energética (AEVERSU) se suman a la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, que tendrá lugar mañana, 5 de junio, con una serie de actividades de concienciación y sensibilización orientadas a fomentar la protección del entorno a través de la gestión sostenible de los residuos urbanos.

Desde diferentes perspectivas y, teniendo en cuenta la idiosincrasia propia del área de influencia en cada caso, las instalaciones que integran esta asociación de ámbito estatal, pretenden reivindicar, una vez más, su papel trascendental en el proceso de transición hacia una economía circular, toda vez que la valorización energética de la fracción no reciclable de los residuos permite precisamente aprovechar, de una forma limpia, la energía contenida en los mismos y evitar que acabe enterrada en vertedero, circunstancia que, además de provocar un dispendio de recursos, constituye la opción menos deseable por su negativo impacto sobre la integridad del entorno y la salud pública.

De hecho, en 2017, las 11 plantas adheridas a Aeversu (Tirme, en las Islas Baleares; Zabalgarbi, en el País Vasco; Trargisa, Mataró, Sirusa y Tersa, en Cataluña; Remesa, en Melilla; Tircantabria, en Cantabria; Tirmadrid, en Madrid; Sogama, en Galicia, y Ctrasa, en Andorra) lograron valorizar energéticamente, más de 2 millones y medio de toneladas de residuos no reciclables, produciendo energía suficiente con la que abastecer a alrededor de 500.000 viviendas. Prueba de la pulcritud de sus procesos industriales y de su alto nivel de eficiencia, son las bajas emisiones a la atmósfera, situándose en todos los casos muy por debajo de los límites legales.

Asimismo, cabe señalar que el sector da empleo en nuestro país a más de 2.500 personas (1.000 directas y 1.425 indirectas e inducidas), con la particularidad de que, en su mayoría, son puestos de trabajo altamente cualificados y estables.

ACCIONES PEDAGÓGICAS ORIENTADAS HACIA LA SOSTENIBILIDAD

Distintas acciones en colectivos sociales se combinarán mañana, en el caso de la planta de Tirme, en Palma de Mallorca, con una jornada pedagógica que se desarrollará en su Centro de Información y Educación Ambiental, y en la que participarán los escolares de la isla, habiéndose diseñado para ellos un ambicioso programa con distintas acciones orientadas a fomentar la práctica diaria del principio de las tres erres (reducción, reutilización y reciclaje) y a explicarles los pormenores de la valorización energética de la parte no reciclable de los residuos como proceso complementario para evitar el vertido y los riesgos asociados al mismo.

Por su parte, la planta de Sirusa, con sede en Tarragona, participará en una nueva edición de los premios “Ones” que otorga la entidad ecologista Mediterrànea, procediendo a la entrega del premio Sirusa al ayuntamiento de Salou, ensalzando así el grado de mejora de este municipio en la recogida selectiva de la fracción orgánica de los desechos.

En el caso de Sogama, la entidad lanzará, también mañana, un concurso de fotografía ambiental a través del cual pretende poner en valor la riqueza natural y paisajística de Galicia, contribuyendo a fomentar su protección y conservación. El certamen está apoyado por la marca Galicia Calidade, con la que se certifica la calidad de los productos y servicios de origen gallego.

Más allá de su actividad puramente industrial, las plantas que forman parte de Aeversu llevan a cabo distintas acciones de información, formación y sensibilización con el principal objetivo de buscar la complicidad y la colaboración de los ciudadanos en una mejor gestión de los residuos que priorice, conforme a las directrices europeas, la prevención y la preparación para la reutilización, y que deben tener continuidad con el reciclaje y la recuperación material y energética, relegando el vertedero a último lugar.

La adopción de tecnologías punteras y de última generación hacen posible que la operativa industrial de las modernas plantas de valorización energética garanticen el máximo respeto ambiental. Convertir en energía los residuos no reciclables constituirá la única forma de que España logre rebajar las altas tasas de vertido (57%) en las que se encuentra actualmente y siga la estela de los países europeos más avanzados y respetuosos con el entorno, que son precisamente los que más reciclan y más valorizan energéticamente, circunstancia que les ha permitido alcanzar hoy unas tasas de vertido inferiores al 4%.